Cannes, Berlín, Venecia, Los Ángeles… y San Sebastián. El cine, y con él, el glamour, llegan a la capital guipuzcoana un año más para celebrar la 58º edición del Festival de Cine de San Sebastián. Grandes actores del panorama nacional e internacional acuden a presentar sus películas, a recoger premios o simplemente a disfrutar de la ciudad. Hasta el día 25, no sería extraño encontrarte con Santiago Segura, John Malkovich o Javier Bardém paseando por sus calles. Si quieres  sentirte como una estrella de cine en tu visita a Donostia, alójate en el Hotel María Cristina (si tu presupuesto te lo permite ;-) ) y, como hacían los actores hasta 1998, pasea desde su puerta hasta el Teatro Victoria Eugenia, donde puedes acudir a ver un espectáculo o a tomar algo en su cafetería; también puedes cruzar el puente y visitar el palacio de congresos Kursaal, donde se celebra actualmente el festival, y sus terrazas, donde desde hace años se organiza el photocall.

Igual de estrella, pero a precios algo más asequibles, te sentirás en cualquiera de los dos hoteles que te proponemos:

- Si quieres un hotel ya mítico en la ciudad, por el que también pasan grandes estrellas, situado junto a la playa de la Concha, el Hotel de Londres debe ser tu elección. Además de tener unas preciosas vistas, podrás divertirte en su famoso bingo.

- Si prefieres un lugar tranquilo, situado a solo 10 minutos de la playa de la Zurriola, ¿qué tal una villa del siglo XIX? Eso es lo que encontrarás en el hotel Villa Soro; en este hotel puedes organizar también una genial escapada contratando uno de los packs que ofrecen.

 

 

Uno de los atractivos para los que visitan San Sebastián, y también para muchos donostiarras, anónimos y famosos, es ir a comer pintxos por la parte vieja; aquí tienes una ruta para no perderte entre tantos locales:

- Empieza en el bar Goiz Argi en la calle Fermin Calbetón, la calle con más bares de toda la ciudad; el plato estrella de este bar es la brocheta de gambas, aunque también puedes escoger cualquiera de los pintxos expuestos.

- Continúa por esta calle y párate en el bar Munto; también es un buen restaurante, aunque si vas a seguir la ruta de pintxos es mejor que pruebes el restaurante otro día ;-)

- Avanza hasta la siguiente intersección y dobla a la derecha en la calle San Jerónimo para ir al Ganbara, que destaca por la enorme barra de pintxos con la que cuenta.

- Sigue esta calle hasta el final para llegar a la calle más antigua de la ciudad, la 31 de agosto, que tiene ese nombre por ser la única calle que no se quemó en el gran incendio que tuvo lugar en la ciudad ese día de 1813. Girando a la derecha puedes encontrar cuatro bares míticos en cualquier ruta de pintxos. La primera parada en esta calle es A Fuego Negro, un sitio realmente original; continúa con la famosísima Cuchara de San Telmo; y si aún te queda apetito después de todo, puedes visitar el bar Martinez y el archiconocido La Cepa.

 

 

Si quieres dar un paseo después de comer, avanza por la misma calle hasta encontrar el mar (cuidado, no te caigas al agua), sigue hacia la izquierda y continúa por la desembocadura del rió Urumea, con el mar a un lado y el monte Urgull al otro, hasta llegar al puerto pesquero. Sigue caminando hasta el club náutico y, una vez aquí puedes descansar tomando algo mientras ves la bahía en su bar, seguir paseando por la Concha o retirarte a descansar.

¡Ah! Y si te parece ver a Julia Roberts mientras paseas por la ciudad, tal vez no estés loco, es que ayer recogió el premio Donostia ;-)

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario